Ermita de Nuestra Señora de La Antigua

Ermita de Nuestra Señora de la Antigua

La ermita de Nuestra Señora de la Antigua fue, al parecer, la primera parroquia de Ondarroa. Se construyó a finales del siglo XV, aunque la información que se recopiló sobre la parroquia data de mucho antes.

Está situada en un punto estratégico sobre la villa y seguramente hace tiempo estuvo fortificado.

El estilo gótico original que ya solo es visible en una parte de la cubierta exterior ha sufrido numerosos cambios durante siglos. En consecuencia, hoy en día reúne elementos del estilo gótico, neoclásico y barroco, siendo este último estilo resultado de la reforma que realizó Francisco Ibero en 1759.