Ermita del Padre eterno

Ermita del Padre Eterno

La construcción data del siglo XIV. El antiguo humilladero barroco construido a mediados del siglo XVII está junto al Puente Viejo, en lo que antaño fue la salida hacia los pueblos de Guipúzcoa.

Los caminantes pasaban por debajo del pórtico de medio punto y, haciendo un alto, solicitaban protección divina.